Right Act. - Vértice de Sinaloa


©
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Páginas
 
 
 
 


Culiacán, Sinaloa, 28 de octubre de 2018




A LA OPINIÓN PÚBLICA,
A NUESTROS LECTORES,
A NUESTROS COLABORADORES:
P R E S E N T E

El pasado martes 23 de octubre, la señora Karla Montero, diputada en la LXIII Legislatura local, dio una conferencia de prensa en el Congreso del Estado e hizo referencia a los gastos en comunicación social.

Con una frivolidad, ligereza y vulgaridad totalmente impropias de su investidura, en tono de burla dio nombres de quienes, según ella supone y manipulando información inexacta, recibieron “chayotes” (como se suele denominar al dinero que se da, particularmente a periodistas, para comprar su silencio o complicidad, aunque la práctica es mucho más amplia) por parte de la pasada LXII Legislatura del Congreso del Estado.

Dijo tener documentos sobre el egreso de unos 4 millones de pesos que, en el lapso de enero a octubre del presente año, se destinaron al área de comunicación social, sin precisar los conceptos, comprobaciones y términos de tal gasto.

En su burda manipulación, en búsqueda de notoriedad, como si festejara una gracia, endilgó el calificativo y aseguró que se trataba de “chayotes”, lo que pronto fue retomado por sus aliados y prestanombres en las llamadas “redes”, generando un clima en contra de los periodistas y de su ejercicio, descalificando y causando daño moral a nuestra modesta publicación.

Veamos porqué nos consideramos difamados y calumniados: la señora Montero citó una lista con nombres de periodistas y medios que, en su percepción, fueron destinatarios de esos dineros (los que llamó “chayotes”) y, entre ellos, mencionó a nuestra Editora General, Rosa María Ríos Acosta.

Tales afirmaciones, en las que nos involucra, causando perjuicio a nuestro medio, son calumniosas y difamatorias, elementos del daño moral tipificado como delito en los códigos vigentes.

En su carácter de Editora General de Vértice de Sinaloa, modesta empresa editorial fundada en septiembre de 2002 por un grupo de periodistas, que actualmente funciona como portal electrónico (verticedesinaloa.net) Rosa María Ríos Acosta realiza diversas actividades. Entre ellas, tramitar y cobrar publicidad, además de reportear, escribir y participar directamente en la edición del periódico.

En este caso, en particular, tenemos todos los elementos para decirle a la diputada Karla Montero que ¡Miente! -Ni nuestra editora ni nadie en este periódico recibe o ha recibido, en toda su existencia, dinero “bajo la mesa” o “chayotes” como ella dice, ni del Congreso ni de ninguna entidad pública o partidos políticos.

Por definición de este Consejo Editorial, la contratación de un espacio publicitario, que es una cuestión muy distinta a lo que irresponsablemente menciona la diputada en mención, no determina nuestra línea editorial ni nos pone al servicio de las entidades públicas, ni de nadie; en nuestra pequeña empresa todos los ingresos por publicidad derivan de contratos debidamente legalizados, están debidamente facturados y se reportan al SAT en acato a las disposiciones vigentes.

Es evidentemente doloso, y un claro contrasentido, acusar de recibir “chayotes” a quienes firman contratos, facturan y comprueban ante Hacienda, entregando las facturas con la correspondiente publicación de acuerdo a lo contratado. De todo ellos tenemos prueba fehaciente.

Si se trata de buscar beneficiarios de ingresos indebidos, estarían entre quienes nada firman, nada contratan y nada comprueban.  

Quienes acusan, como la señora Montero, sesgando y manipulando información incompleta y por tanto inexacta, pretenden generar un ambiente de hostigamiento a la prensa y objetivamente conllevan hacia la afectación del ejercicio profesional y de la libertad de expresión. De eso no hay duda.

Puntualizando: como editora y administradora del portal electrónico verticedesinaloa.net, a nombre del equipo de trabajadores, Rosa María Ríos Acosta suscribió en el presente año dos contratos de publicidad con el Congreso del Estado; el primero abarcó los meses de enero, febrero y marzo; el segundo, los meses de julio, agosto y septiembre, por concepto de media plana de publicidad, a razón de 5 mil pesos mensuales con IVA incluido, tarifa que se estableció por debajo de las vigentes considerando la limitación del gasto en ese rubro.

De todo lo anterior se cuenta con los documentos comprobatorios: los contratos firmados, las facturas emitidas, los documentos testimoniales del material publicado y la declaración respectiva. Si los diputados no leen y no conocen los medios en Sinaloa, aparte de las grandes empresas, ese es un problema más serio de lo que parece.

La venta de espacios publicitarios por parte de los medios de comunicación debidamente acreditados, está perfectamente avalado por la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, la Ley de Sociedades Mercantiles y la Ley de Acceso a la Información Pública en el Estado de Sinaloa.

Representamos a un medio de comunicación que brinda sustento a un modesto equipo de trabajadores y por ese concepto se pagan los impuestos correspondientes.
En Sinaloa, México, y prácticamente en todo el mundo, los medios de comunicación sobreviven gracias a la publicidad (que, apegada a la legalidad, como siempre ha sido nuestro caso, es totalmente legítima) y eso es un hecho.

Por otra parte, en México se carece de apoyos a la prensa independiente, como sucede en otros países, donde se garantiza el acceso equitativo a la publicidad oficial de interés público, que es la que se difunde de esa manera.

Por lo anteriormente expuesto, rechazamos rotundamente las acusaciones de la señora Karla Montero, hoy diputada por un terrible accidente político, y reiteramos: ¡Miente! Ha difamado y calumniado, constituyendo el delito de daño moral en perjuicio no sólo de nuestra editora general, sino de todo el equipo de “Vértice de Sinaloa”, que se asume como directamente afectado en los términos de ley.

En fecha próxima, procederemos legalmente en las instancias correspondientes.


Atentamente
Consejo Editorial de Vértice de Sinaloa.
Jorge Guillermo Cano
Carlos A. Letier
Gloria del Carmen Villaseñor
Rosa María Ríos Acosta
Benedicto Jiménez Ortegón
Miguel Antonio Gastélum
Rebeca Angulo

 
C.c.p. Asesoría legal
C.c.p. Departamento de Contabilidad
C.c.p. Club de Periodistas de México
C.c.p. Comisión Estatal de los Derechos Humanos
C.c.p. Archivo.
 
 
 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal