Barricada - Vértice de Sinaloa


©
Vaya al Contenido

Menu Principal:

 


Barricada

Los otros datos
“Decir que no hay plata para todos, es tener
la cobardía política de no cobrarle, pedirle
o meter la mano a la bolsa a los que la tienen
bien agarrada”. José Mujica.
Por: Rosa María RÍOS ACOSTA
El sistema económico neoliberal que tanto daño ha causado a México y el mundo, es la expresión ideológica de los dueños del dinero. Teniendo como base la eliminación del Estado de los asuntos de la economía y todo lo que ello conlleva, los señores del dinero han dado impulso desde la década de los 70 y con éxito, al establecimiento de ese modelo que les ha permitido manejar a su arbitrio la economía del país y apoderarse de la riqueza nacional.
No es casual que, en México, sólo 16 familias concentren más del 64% de la riqueza y que una situación muy similar padece la humanidad entera, teniendo como referente permanente el aumento desproporcionado de la pobreza.

Según el Diccionario de Ciencia Política y Administración, la organización suiza Mont Perelin Society, apoyada por los principales millonarios del mundo, se encargó en 1947, pasada la crisis de 1929, de difundir esa doctrina mediante la creación de diversos comités.
Entre éstos el American Enterprise Institute, la Heritage Foundation, el Cato Institute, el Instituto of Economic Affairs, entre otros, dando lugar a la creación y fortalecimiento de la Escuela Económica de Chicago.
En contraposición al planteamiento de Keynes, que abogaba por la participación del Estado para solventar los problemas del libre mercado y las crisis que se originaban de manera cíclica, la Escuela de Chicago rechazaba esa participación.
Según el diccionario consultado, su principal argumento en contra era que podrían emitirse directrices “sesgadas políticamente”, en función de los intereses de los grupos políticos involucrados.
En los hechos ha sucedido lo contrario a lo previsto por esa corriente y en México existen expresiones fehacientes de ello.
EL NEOLIBERALISMO
El profesor e investigador de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México, (UNAM), Adolfo Gilly, define el modelo neoliberal como una expresión de la globalización, entendida esta última, como “la expansión sin barreras nacionales, jurídicas, estatales o sociales, del reino del valor que se valoriza, del universo de la mercancía del mercado mundial”.
Cinco grandes vectores sirven de sustento al neoliberalismo sostiene el investigador: la flexibilización laboral, la desregulación, la privatización, el despojo de bienes naturales y la atomización de las comunidades.

Los trabajadores, a seguir cargando con el neoliberalismo en la Cuarta.
LA DESTRUCCIÓN DEL SINDICALISMO
La flexibilización laboral, cobra su mayor expresión en la destrucción de los sindicatos, imponiendo “en los hechos y en las leyes” una desorganización de la fuerza del trabajo asalariado, su desvalorización y el aumento de la desocupación” expresa Gilly.
En un estudio publicado en la biblioteca virtual de la UNAM, http//bibliotecavirtual.clacso.org.ar., desmenuza cada uno de esos elementos y, en lo que toca a la desregulación, señala que consiste en la eliminación de las barreras nacionales y estatales a la movilidad del capital con la consecuente supresión de trabas jurídicas, el establecimiento de tribunales privados internacionales con jurisdicción propia y órganos globales supranacionales de autorregulación y coerción como el Banco Mundial (BM), el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Organización Mundial del Comercio (OMC), creados para imponer la dominación de los grandes capitales en las comunidades estatales y nacionales a través del dinero y/o el Pentágono.
Sobre la privatización de los bienes públicos, es decir del patrimonio de la comunidad, acumulado y trasmitido por las generaciones sucesivas y su incorporación directa “al circuito de valorización del capital”, expresa que es una forma de “desmantelamiento de las estructuras sociales protectoras y del aumento de la indefensión (de la sociedad) frente al proceso de desvalorización capitalista”.
Sobre el despojo de bienes naturales como son los bosques, tierras, aires, subsuelo, señala que esta apropiación del patrimonio natural común de la sociedad va paralela con la privatización del patrimonio público y social.
EL DESPOJO DE LAS COMUNIDADES
Como resultado de lo anterior se genera la atomización de las comunidades de vida creadas en la historia humana, como son las etnias, pueblos, reinos o repúblicas lo que da lugar a la conversión de los ciudadanos, “seres humanos con derechos, afectos y obligaciones recíprocos, en individuos aislados” sólo relacionados entre sí, por las cosas, como una “comunidad del dinero”, unida por los intercambios mercantiles y sus normas impersonales. En suma, la destrucción de la vida comunal.
Al comparar el establecimiento de las citadas definiciones en nuestro país y la continuidad de las mismas como parte de las estrategias del gobierno en materia de política económica y social, se puede decir que México no ha cambiado y que la Cuarta Transformación marcha por la ruta del neoliberalismo iniciado por quienes antecedieron a López Obrador en la presidencia de México, desde Miguel de la Madrid Hurtado, del PRI, Vicente Fox y Felipe Calderón del PAN hasta Enrique Peña Nieto, quien regresó al partido tricolor a Los Pinos.
LOS OTROS DATOS
Unos días antes de las elecciones de julio de 2018, todavía siendo candidato, el presidente Andrés Manuel López Obrador prometió que daría continuidad al modelo económico y todavía más: garantizó que no habría confrontación, pues su gobierno “no confrontaría a las mafias del poder” ni a nadie.
En cambio, aseguró, se mantendría la lucha “contra la corrupción”.
Todavía la inteligencia de los mexicanos, los no fanatizados, no logra entender cómo es que se puede luchar contra la corrupción sin confrontar a las mafias del poder. Combatir la corrupción dejando impunes a los responsables, ¿se puede?
Como se recordará, durante El sexenio del ex presidente Carlos Salinas, se realizaron las más importantes privatizaciones de la historia mexicana reciente, con la venta de Teléfonos de México a Carlos Slim, del consorcio minero de Cananea al Grupo México y de las empresas Imevisión al grupo de Ricardo Salinas Pliego. Los tres figuran hoy entre los más ricos del mundo.

López Obrador, la continuidad del modelo.
Todavía congruente con su compromiso de continuar el modelo neoliberal, aun cuando reiteradamente acusa de “conservadores y neoliberales” a los de enfrente, principalmente a intelectuales, periodistas y personas pensantes que critican sus estrategias de desgobierno y a quienes a menudo responde “yo tengo otros datos”, no hace mucho que López, reiteró su apoyo a los multimillonarios, al asegurar que no había “ningún problema” para que la iniciativa privada participara en la explotación de la petroquímica.
De ese tamaño es el compromiso y sigue.
En lo referente a la flexibilización laboral, si bien recientemente se aprobó la llamada “reforma laboral”, esta se enfocó a “recuperar la vida sindical” con medidas que lo más seguro es que no funcionen, dejando de lado aspectos fundamentales para mejorar la vida de la sociedad en su conjunto como un aumento salarial efectivo, no de 8 ni de 10 pesos y mejores prestaciones laborales.
COMO EN EL SIGLO ANTEPASADO
Diversos informes han puesto en claro que luego de décadas de ausencia de vida sindical, las condiciones laborales en México retrocedieron al nivel en que se encontraban a principios del siglo pasado, cuando se suscitó la lucha de los obreros por la jornada de ocho horas.
Un referente de lo anterior, es la pérdida del poder adquisitivo del salario en más del 60%, las jornadas laborales de 12 horas, falta de prestaciones y la aparición del fenómeno de subcontratación mediante la figura del llamado outsourcing.
EN POLÍTICA NO SE PUEDE SER NEUTRAL
Ninguno de estos aspectos fue abordado por la citada reforma laboral; hacerlo claro está, era apostar a un severo enfrentamiento con la “mafia del poder”, los ricos de México que actuaron coludidos con muchos de los políticos que hoy nadan en las estructuras del gobierno de la Cuarta Transformación y, la política de privatizaciones de ayer y la que continúa hoy, dan prueba de ello.
Es evidente que, al fijar los parámetros de la citada reforma, el nuevo gobierno optó por sacarle la vuelta a lo fundamental al reducir la propuesta a “recuperar la vida sindical”, culpando de todo a los líderes sindicales y no a los patrones.
Cuando la reflexión se imponga en la conciencia colectiva, lo cual sucederá tarde o temprano, quedará claro que la clase patronal con la clase política y los líderes sindicales como cómplices, son y han sido los promotores de los bajos salarios y las criminales condiciones de trabajo y que eso es parte fundamental del modelo neoliberal.
En este contexto, es posible afirmar que simple y llanamente con la citada reforma laboral, para evadir conflicto con los señores del dinero de allá y de acá, la iniciativa de López, se salió por la tangente culpando de todo a los líderes sindicales.
Que cabilderos de los Estados Unidos presionaron al gobierno mexicano mediante la firma del T-MEC para la emisión de la citada reforma, se dio a conocer.
Que los salarios en México mejorarán dentro de unos 20 años, en la medida que avance la inclusión de México en el T-MEC y no ahora con el gobierno de la Cuarta, dijeron “expertos”.
Habrá que ver si el pueblo mexicano todavía quiere dedicar todo ese tiempo a la conquista de la vida sindical para comenzar a gozar de sus beneficios y, mientras, se conforma con las migajas del “Bienestar” que lanza el nuevo gobierno como ayer lo hicieron los gobiernos del PRI y del PAN, o decide buscar mejores alternativas.

José Mujica. En política no se puede ser neutral.
NO ACTUAR POR COBARDÍA
José Mujica, ex presidente de Uruguay ha venido sosteniendo que México es un país muy rico y lo único que tiene que hacer es “sacudirse” a los políticos. Muy sabio y razonable.
Ante los indecisos tiene un planteamiento:
“La política es elegir decisiones que lo beneficien a uno y le perjudiquen a otro. Estás con la mayoría o estás con la minoría. No se puede ser neutral y hay que tomar partido. Y si decimos que en este mundo no hay plata para todos, es porque tenemos la cobardía política de no cobrarle, pedirle o meterle la mano a la bolsa a los que la tienen bien agarrada”.
 
ASESORÍA Y DIRECCIÓN
Servicios altamente especializados en:
*Tesis de licenciatura y postgrado
*Maestría y Doctorado
*Información y Comunicación
*Planeación estratégica
*Planeación por objetivos
*Problemas educativos
Más información, previa cita: 667 138 2694 (de 9:00 a 12:00)
 
 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal