Apunte.132 - Vértice de Sinaloa


©
Vaya al Contenido
 



Apunte
De terceros y la izquierda
Por: Jorge Guillermo CANO
Culiacán de los desfiguros, Sinaloa, 02 de agosto 2020. La locución “Tercer Mundo” se le atribuye al demógrafo francés, Alfred Sauvy, quien, en 1952, escribió un artículo con el título de “Tres Mundos, un Planeta”, retomando la idea de Sieyes: “¿Qué es el Tercer Estado?”, de 1789, que dio origen a la Asamblea Nacional durante la Revolución Francesa.
Para Sauvy, ya encarrerada la Guerra Fría, había una lucha entre los países capitalistas, encabezados por Estados Unidos, y los comunistas, con la Unión Soviética a la cabeza, por el control de los demás pueblos (aunque, de hecho, la mayoría se movía en la órbita “occidental” y la minoría en la de la URSS).
El Tercer Mundo en disputa, explicaba Sauvy, es explotado y subordinado, de modo que busca su propia identidad, al margen de las metrópolis del poder instalado a nivel mundial. De ahí el apoyo a la lucha “tercermundista”, que tomaba distancia relativa de los polos ideológicos, abanderada por la llamada “izquierda” política.
¿IZQUIERDA O DERECHA?
En el recinto de la Asamblea Nacional Francesa, entre agosto y septiembre de 1789, los representantes de la aristocracia y el clero se colocaban a la derecha de la presidencia y los diputados del “Tercer Estado”, identificados como “patriotas”, se ubicaban a la izquierda de la mesa directiva.
Los de la derecha eran partidarios del “veto real” a los acuerdos de la Asamblea y los de la izquierda se oponían.
Poco más de dos años después, el primero de octubre de 1791, constituida la Asamblea Legislativa, a la derecha se sentaban los girondinos, que eran portavoces de la gran burguesía, y a la izquierda se colocaban los diputados del Club de Los Jacobinos, que agrupaba a la pequeña burguesía y representaba al llamado “´pueblo llano” de París.
Desde entonces, la “izquierda” se asocia a la ideología y acción política que lucha por el cambio político y social (en beneficio de las mayorías) mientras que la "derecha" se ubica en el rechazo a esos cambios.

Girondinos y jacobinos.
LO QUE NO SE QUIERE VER
Como no es dable para ellos condenar al sistema capitalista, su neoliberalismo y la estrategia globalizante (que se aplica según el sapo) pues nada más es “el paso de la pandemia de Covid-19” lo que “dejará un total de 231 millones de pobres en Latinoamérica y el Caribe, 45 millones más respecto a los 185 millones que había antes de la propagación del virus”, declara, solemne, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).
Con la afición a las cuentas (que muchas veces poco o nada dicen) la secretaria ejecutiva de la inefable CEPAL, Alicia Bárcena, precisó que “la tasa de la pobreza en la región subirá 7 puntos porcentuales para ubicarse en 37.3 por ciento de la población, producto de una contracción económica de 9.7 por ciento”.
La concentración de la ganancia (aún en tiempos de vacas flacas), la virtual explotación que genera millones de pobres en extremo, seguirá desde luego, con o sin pandemia (lo que parece que no es asunto de la tal CEPAL).
¿PODRÁ LA VÍA DEMOCRÁTICA?
Hace unas semanas, comentamos que Noam Chomsky apuesta a la vía democrática, sustentable, a partir de que “la gente se organice, se comprometa como muchos vienen haciendo y lograr un mundo mucho mejor, lo cual también confrontará los enormes problemas que estamos enfrentando en el camino”.
Sin embargo, precisamente el rumbo que están tomando las cosas a nivel mundial hace desconfiar de la eficacia de esa vía (al menos en los términos tradicionales) pues hasta ahora no se ha logrado superar los terribles desfases que privan en todos los niveles.
La democracia formal (que eso viene siendo) no ha logrado corregir la inequidad, ni las ofensivas asimetrías entre los que tienen hasta el exceso y los que de todo carecen.
Si la idea de Chomsky sobre la organización y el compromiso de la gente va más allá, de modo que se puedan enfrentar las desviaciones de la democracia meramente formal (que no factual) entonces podríamos pensar en los cambios que la humanidad reclama.
En México, lo que está del todo claro, aunque se pretenda disfrazar, es que un retorno al poder de quienes fueron desplazados hace ya casi dos años, sería un regreso que, pese a todo, no se justifica en modo alguno, pese a los recurrentes errores y despropósitos en que han incurrido los actuales.   

Chomsky.
EN EL TINTERO
-Esta columna aparece en “Vértice de Sinaloa” (verticedesinaloa.net); Línea Directa (https://www.lineadirectaportal.com); Didáktica (http://www.didaktica.com); Sitio Telles (http://www.jorgeluistelles.com); “voces del periodista”, revista del club de periodistas de México (vocesdelperiodista.com.mx) y Síntesis de prensa, de Héctor Muñoz. (cano.1979@live.com).
 
ASESORÍA Y DIRECCIÓN
Servicios altamente especializados en:
*Tesis de licenciatura y postgrado
*Maestría y Doctorado
*Información y Comunicación
*Planeación estratégica
*Planeación por objetivos
*Problemas educativos
Más información, previa cita: 667 138 2694 (de 9:00 a 12:00)
Regreso al contenido