5-r - Vértice de Sinaloa


©
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Páginas
 



Lucha de clases e imperialismo en Venezuela


Por: René CONTRERAS
(Nota de la Redacción de “Vértice de Sinaloa”: se reproduce este artículo en virtud de que presentó, a casi 20 meses de la crisis actual en Venezuela, la posición del chavismo, adelantando acontecimientos que hoy se están viviendo).
 
La actual situación en la República Bolivariana de Venezuela se caracteriza en lo interno por la lucha de clases, entre la MUD de la burguesía criolla y sectores de la clase media en contra del gobierno de Nicolás Maduro, que es apoyado por amplios sectores populares. En lo externo por la injerencia imperialista contra Venezuela a través de la OEA. El objetivo principal del imperialismo y la burguesía latinoamericana, en particular de la venezolana, es derrocar al Gobierno de Maduro y destruir todos los avances económicos sociales, políticos culturales alcanzados por la revolución bolivariana. Tal como pretendió la asonada golpista de Carmona contra Chávez.

No hay que ser un observador perspicaz para darse cuenta que los violentos manifestantes antigubernamentales son jóvenes del lumpen proletario a quienes es muy fácil comprar, y parte de la pequeña burguesía urbana, financiados por los partidos de la burguesía agrupados en la autonombrada MUD, que tendrá mucho de mesa servida, pero nada democrática, libertaria, ni patriótica. Así lo demuestran los métodos que emplean cuando destruyen la propiedad estatal y privada; cegados por un odio visceral, no han vacilado en asesinar, quemar, propinar golpizas a inocentes transeúntes por el sólo hecho de su apariencia humilde y ser chavistas. Pero de qué habría que asombrarse, porque en eso constituye la lucha de las clases, antagónica y violenta paridora de la historia.

LA ALIANZA IMPERIALISMO-BURGUESÍA
La injerencia imperialista y la democracia burguesa, no vacilan en reprimir, matar; utilizan todos los medios para desinformar, desabastecer, para crear el caos y la ingobernabilidad. La democracia popular está en la obligación no sólo de defenderse con sus propios medios hay que tomar la iniciativa, profundizando, radicalizando la revolución bolivariana. 
Hay que organizar y movilizar al pueblo porque sólo el pueblo defenderá las conquistas alcanzadas. Es inconcebible que el gobierno no resguarde los centros vitales de la producción, los servicios y la administración con la fuerza pública y las milicias bolivarianas. No basta con los llamados a la paz, la que será violada permanentemente y a la asamblea constituyente saboteada y desconocida. La revolución bolivariana cuenta con el escudo y la espada, la primera para defenderse y la espada es para utilizarla, está obligado a ejercer la dictadura del proletariado. 
En la lucha también hay que promover y desarrollar una campaña de solidaridad a nivel mundial, sobretodo en América Latina, no bastan los medios de comunicación oficiales, hay que crear los comités de solidaridad con Venezuela, los latinoamericanos estamos obligados por la historia a defender y honrar el legado de nuestros padres libertadores, Bolívar y Sucre. 
APRENDER DE LOS FACCIOSOS
Habrá cometido sus errores el gobierno venezolano y esos errores condujeron al triunfo de la derecha en las últimas elecciones parlamentarias cuando esta obtuvo la mayoría en la Asamblea Nacional, así permitió crear las condiciones para el poder dual. Y no hay que temer a la agudización de la lucha de clases y a la injerencia imperialista, que con una acertada dirección y el apoyo popular conducirá al triunfo de la revolución bolivariana en esta lucha. La historia ha demostrado que las revoluciones avanzan con los golpes de la reacción. 

El camino correcto es el tomado por Tarek El Aysami, hay que aprehender a los facciosos, juzgarlos públicamente y aplicar las leyes vigentes. Hay que ponerlos en evidencia y cortar sus redes de financiamiento y apoyo. 

En el plano internacional es destacable la actuación de la Canciller Rodríguez; en el proceso de la lucha social emergen los nuevos líderes de la revolución. 

LA BATALLA DE AMÉRICA LATINA
SE LIBRA EN VENEZUELA
En la estrategia imperialista no está descartada la agresión directa conjuntamente sus aliados, el próximo ejercicio militar planeado por los regímenes burgueses de Colombia, Perú y Brasil tiene ese propósito. La Declaración de Zona de Paz de América Latina por la CELAC, no ha pasado de ser una buena declaración, pero los hechos son los que cuentan. 

Ante los acuerdos de Paz entre el gobierno colombiano y las guerrillas, sin haberse desmantelado las 7 bases militares imperialistas en Colombia y desarmado a las fuerzas paramilitares, cabe preguntarse si con ello el imperialismo y el gobierno de Santos están asegurando una retaguardia segura en caso de una intervención militar en Venezuela. El peligro de una regionalización del conflicto ya se avizora, de caer Venezuela, los próximos objetivos serían los gobiernos progresistas y revolucionarios del ALBA, para los cuales ya trabajan la burguesía latinoamericana y el imperialismo. 

La batalla decisiva de la América Latina se está librando en torno a Venezuela, y no se puede dejar sola a Venezuela en su lucha, hay que apoyarla creando los comités de solidaridad con Venezuela y haciendo conocer objetivamente la verdad y la razón de la revolución bolivariana. 

La actuación del Canciller Huanacuni en el seno de la OEA en defensa de la Venezuela chavista dignifica a Bolivia, la Hija Predilecta del Libertador, y la trascendencia de la conducción indígena originaria en la política latinoamericana. (Artículo escrito por René Contreras, en “La Opinión”, a mediados de 2017, publicado por Agencia Latinoamericana de Información).  
(https://www.alainet.org/es/articulo/185851) 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal