3-Principal - Vértice de Sinaloa


©
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Páginas
 
 


Se suman incivilidad e incapacidad: especialistas


El Caos Citadino
¿Un Problema sin Solución?


*Las señales, insuficientes
*Alcantarillas y topes trampa
*Nula o deficiente vigilancia
*Entre las tareas de Estrada

Por: Miguel Antonio GASTÉLUM.
Culiacán, Sinaloa, 03 de noviembre de 2018. Tanto las autoridades de tránsito, por no estar suficientemente calificadas para el puesto que desempeñan, como la ciudadanía, con sus conductas inciviles, son corresponsables de la problemática vial en la ciudad de Culiacán que, con frecuencia, “desemboca en problemas mayores”, señalan especialistas en urbanismo.

Pero la enumeración de los problemas citadinos, por incapacidad o negligencia de las autoridades, configura una larga lista: señales insuficientes o carencia de ellas en puntos conflictivos (en la periferia no hay, de plano); calles sin banquetas, ni nombre, ni número en las fincas; baches al por mayor que resurgen al día siguiente de que los tapan; “topes” en evidente exceso (hasta cuatro en una sola cuadra, que no se justifican); alumbrado público deficiente y con fallas constantes; alcantarillas destapadas que provocan daños tanto a vehículos como viandantes y la lista se puede ampliar.

Aparte de las fallas estructurales enumeradas, afirma el Lic. Ernesto Aispuro, “está el grave problema de la vigilancia. Agentes, de tránsito y policías, desaparecen de los cruceros más problemáticos y se dedican a cazar, prácticamente, a incautos, en lugar de proveer una vigilancia constante que es lo más efectivo en las ciudades donde se aplica”.

El hecho es que “por cuestiones de usos y costumbres, relacionados con la incultura y la incivilidad, ciudadanos y autoridades de tránsito hacen mal uso de la ciudad”.



EXCESIVO PARQUE VEHICULAR Y SATURACIÓN
Los principales problemas tienen qué ver con “un excesivo parque vehicular, deficientes vías de comunicación, y una centralización de la vida institucional y comercial que provoca la saturación de las calles del centro de la ciudad, lo que ahora se extiende a la periferia”, agrega Aispuro.

La gran cantidad de automovilistas que manejan sin conocer las reglas más elementales de conducción y que, por lo tanto, no respetan las señales, contribuyen a provocar accidentes al entorpecer el flujo vehicular.

También “habría que ver los criterios con que se autoriza la entrega de licencias de manejo a automovilistas que no saben conducir y un examen pericial demostraría que no cubren los requisitos básicos para conducir un vehículo en la ciudad”.



ENTRE LAS TAREAS DE ESTRADA
Los problemas enumerados “son parte de la agenda de trabajo que tendrá que abordar el actual presidente municipal, el abogado Jesús Estrada Ferreiro”, comenta por su parte el ingeniero Juan Pablo López, “lo que no es una tarea fácil, pero urgente y necesaria”.

“Pronto vamos a ver si seguimos con la misma problemática, o se tiene la capacidad y el tino para poner en manos de personas eficientes y calificadas las instancias correspondientes”, agrega.
 
 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal