2-Principal - Vértice de Sinaloa


©
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Páginas
 








En la plena impunidad.
Aseguradoras privilegiadas



Grupo Nacional Provincial: la Estrategia de no Pagar a los Clientes


*Larga lista de inconformidades
*La Condusef está pintada
*A ver si con “la cuarta” cumplen
Por: Miguel Antonio GASTÉLUM
Culiacán, Sinaloa, 02 de noviembre 2019. La Comisión Nacional para la Defensa de Usuarios de los Servicios Financieros (Condusef) delegación Sinaloa, falló en contra de la Aseguradora del Grupo Nacional Provincial (GNP), y le ordenó pagar en su totalidad los daños originados por el siniestro número 62992342, ocurrido el 19 de agosto de 2016. Sin embargo, la empresa en cuestión no ha dado cumplimiento al veredicto y ni siquiera da una explicación formal de su negativa, manteniendo con ello vigente la demanda por incumplimiento de contrato, acusó la abogada Margarita Torres.
Como ya fue expuesto en este medio de comunicación, GNP ha sido objeto de múltiples quejas por parte de usuarios que la acusan de incumplir los contratos de aseguramiento celebrados con los clientes, en virtud de que su estrategia principal es no pagar los daños ocasionados.
Para evadir sus responsabilidades, cuenta con un equipo de abogados en diversas partes de la república quienes le asesoran “sobre la forma de incumplir lo convenido” en las pólizas, además de talleres en los cuales en vez de reparar “pudren” las unidades que han sido chocadas, expresó la licenciada Torres, al referirse a las tácticas dilatorias practicadas por la empresa en cuestión.
DILACIÓN PARA NO PAGAR
“La experiencia que hemos tenido con varios clientes a los que hemos asesorado contra GNP, esa aseguradora como muchas otras, se maneja con una táctica dilatoria, dando muchas largas al asunto y provocando con ello el cansancio de sus clientes por andar ‘vueltas y vueltas’ hasta que, por cansancio, terminan desistiendo en su justo reclamo de que se les cumpla lo establecido en el contrato”.
Así, Torres se refirió al caso del siniestro 62992342 uno de los muchos documentados, en el cual el usuario del seguro chocó su auto y un ajustador calculó los daños (en unos minutos, a simple vista y sin revisar a fondo) en 19 mil pesos; la aseguradora declara pérdida total del vehículo (que funciona) y quiere pagar tres mil pesos al asegurado y quedarse con un auto que tiene un valor de mercado superior a los 40 mil pesos.
El usuario no acepta ese “trato” a todas luces abusivo, que raya en el fraude, y después de más de cuatro meses optó por repararlo por su cuenta.
El caso fue denunciado ante la Condusef en agosto de 2016; nueve meses más tarde, en mayo de 2017, la dependencia federal falló a favor del cliente, sin embargo hasta este momento, más de tres años después, GNP continúa sin pagar un solo peso de los gastos de la citada reparación, precisó la abogada.

La Condusef: tarda nueve meses en dar un fallo y de nada sirve.
DEL GRUPO DE ALEJANDRO BAILLERES
Las tácticas dilatorias de GNP, como la mayoría de las aseguradoras de carros, consisten básicamente en hacer desesperar a los clientes para no pagar los daños, reiteró la abogada.
Advirtió que dentro de esa estrategia, han contado con la complicidad de la misma Condusef y de los juzgados federales, pues de manera indebida, los juzgados se niegan a recibir las denuncias de los particulares en contra de las aseguradoras, si antes no han “perdido por lo menos un año” en vueltas ante la Condusef.
GNP, es parte de un “conglomerado empresarial” que se presenta como “el más grande del país”. Es parte del Grupo Bal, que aglutina a Industrias Peñoles, Fresnillo, Bal Holdings, Profuturo GNP, Valores Mexicanos Casa de Bolsa, El Palacio de Hierro, Agropecuaria Bal y Técnica Administrativa Bal y al frente aparece Alejandro Bailleres, hijo de Alberto Bailleres, quien promovido por Peña Nieto recibió la medalla Belisario Domínguez, en medio de críticas generalizadas.
A VER SI CON “LA CUARTA”
Ese caso, entre otros, será turnado a representantes de la llamada “cuarta transformación”, pues se trata de un evidente abuso, impune, propio de prácticas leoninas que solamente en nuestro país aplican.
Se verá si las cosas pueden cambiar o el régimen actual seguirá siendo cómplice de los capitalistas neoliberales. 
 
 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal