17-R - Vértice de Sinaloa


©
Vaya al Contenido





Por acuerdo del H. Consejo Universitario

Reingeniería Financiera en la UAS
A Partir de Junio, Anuncia el Rector

*Ante el impacto mundial por el COVID-19
*Para garantizar salarios y la relación laboral
*Asegurar la viabilidad del proyecto educativo
*Se prescindirá, reformulará y recortarán gastos
*Sin recursos extraordinarios para fin de año
*Nuevos posibles recortes en diciembre, advierten
*Necesario planificar sin renunciar a la lucha

La sesión virtual del Consejo Universitario.
Culiacán, Sinaloa, 01 de junio de 2020. La Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS), implementará a partir de la primera quincena de junio una reingeniería financiera al interior para garantizar el pago salarial de los trabajadores activos y jubilados en todo lo que resta del año, propuesta hecha por el Rector de esta Máxima Casa de Estudios, doctor Juan Eulogio Guerra Liera y aprobada por el H. Consejo Universitario.
En Sesión declarada permanente y efectuada de manera virtual, el dirigente universitario expuso la situación financiera que priva en la institución, pues ya se anunció que no habrá recursos extraordinarios del Gobierno Federal para el cierre de año y que desaparecerá el Programa de Fortalecimiento de la Calidad Educativa (PFCE).
Aunado a lo anterior, señaló que la UAS ya pagó con recursos del presupuesto ordinario de este año el préstamo de 200 millones de pesos al Gobierno Estatal y está abonando los otros 200 millones que también le facilitó a la Universidad en diciembre de 2019.
Ante ello, destacó el rector, es necesario ir planeando el trayecto del cierre del presente año, lo que originó la propuesta de que el máximo órgano de gobierno de la Casa Rosalina avalara implementar una reingeniería financiera en la institución.
PRESCINDIR, RECORTAR Y REFORMULAR GASTOS
Indicó que esa reingeniería financiera implica poder reformular aspectos, poder prescindir de algunos, recortar otros, bajar montos que nos permita, con el objetivo de garantizar los salarios de los trabajadores universitarios, administrativos, académicos, activos y jubilados hasta el cierre de año sin renunciar a la gestión ni a la lucha por un presupuesto más adecuado a las necesidades que tiene la Universidad Autónoma de Sinaloa.
Enfatizó que el acuerdo entrará en vigor en la primera quincena de junio, y se analizarán los aspectos que se puedan reformular para darle prioridad al salario.
GARANTIZAR SALARIOS, RELACIÓN LABORAL
Y VIABILIDAD DEL PROYECTO DE UNIVERIDAD
El aval del H. Consejo Universitario fue unánime a la propuesta presentada por el doctor Juan Eulogio Guerra Liera, quien explicó que esto no es una situación exclusiva de la UAS, ni de Sinaloa, es una situación de impacto mundial que afecta al país derivado de la pandemia sanitaria y que en su momento se comentó que habría recorte de presupuesto y que se quitarían bolsas comprometidas.
Guerra Liera, puntualizó que no se tiene tiempo y no se puede apostar a un escenario cuando se está viendo la realidad, ante lo cual reconoció la urgencia de “tomar medidas que nos garanticen lo elemental que es el salario de todos los trabajadores universitarios”, a la vez que mantener la relación laboral y la viabilidad educativa de Universidad.
NO RENUNCIAR A LA GESTIÓN NI
A LA LUCHA POR SUS DERECHOS
Destacó sobre la obligación de la autoridad universitaria de informar a tiempo y abrir la gran discusión para coincidir con los sindicatos y con los trabajadores académicos y administrativos y con nuestros compañeros jubilados, pues está en riesgo lo más elemental que es el ingreso salarial y ante ello se tomarán medidas adecuadas para garantizarlo y, junto con ese aspecto, la vocación de no renunciar a la gestión ni la lucha para conseguir recursos para intentar cumplir con la comunidad universitaria a lo que por derecho le toca”, manifestó.
POSIBLES NUEVOS RECORTES PARA FÍN DE AÑO
El Rector argumentó a los consejeros universitarios que los funcionarios federales ya asumieron bajarse un 25 por ciento su salario y no recibir el aguinaldo, lo cual debe poner en guardia a las universidades.
Se trata de garantizar, reiteró, lo que está al alcance de la comunidad universitaria, “modificando, cuantificando, quitando, renunciando, acortando lo que nos permita garantizar tu quincena salarial hasta el cierre de este año”, y aclaró que las medidas de reingeniería financiera que se implementarán tendrán impacto en lo individual, en lo organizacional y en aspectos nodales de la institución.
Sin embargo, observó, es preferible ser pragmáticos y anticiparse al riesgo, que apostar por un recurso de muy escasa posibilidad de obtener que luego se podría traducir en total falta de respuesta para los trabajadores.
Durante la Sesión Virtual del Consejo, el Rector hizo un recuento de todas las acciones que la Universidad ha realizado y puesto en marcha desde el pasado 27 de enero ante la pandemia por COVID-19 y donde toda la comunidad universitaria ha trabajado en tres objetivos principales: salvaguardar la salud de estudiantes, docentes y trabajadores; garantizar la continuidad académica y colaborar con la sociedad en la prevención y atención de la enfermedad.
Regreso al contenido