1-Principal - Vértice de Sinaloa


©
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Páginas
 
 
 




Al rendir su primer informe de gobierno


López Obrador: Seguir el Modelo
Neoliberal, pero Acabar con la Corrupción


*Convertir la honestidad y austeridad en forma de vida
*Reconoce labor de Carlos Slim y la cúpula empresarial
*Se redujo tarifa de CFE y se ahorrarán 4 mil 500 MDD
*Garantizado abasto de gas en los próximos 20 años
*Que respeta la autonomía de los otros poderes, dice
*Demandó castigo a los agresores de mexicanos en EU
*Y que también bajó el precio de las gasolinas, sostuvo

El Primer (tercer) Informe.
Por: Rosa María RIOS ACOSTA
Culiacán, Sinaloa, 01 de septiembre de 2019. El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador rindió esta mañana su primer informe de labores en Palacio Nacional destacando que ya “es un hecho la separación del poder político del poder económico” y aseguró que “estamos transitando hacia una democracia participativa”.
Sostuvo que “la esencia de su propuesta económica, consiste en “convertir la honestidad y la austeridad en forma de vida” y aunque reconoció “que la crisis de México se originó por el fracaso del modelo económico neoliberal aplicado en los últimos 36 años”, no planteó su modificación, sino que hizo una curva para afirmar:
“Nada ha dañado más a México que la corrupción y la deshonestidad de los gobernantes y esa es la causa principal de la desigualdad económica y social, de la inseguridad y de la violencia que padecemos”.
Desde esa perspectiva, López Obrador apuntó “si me piden que exprese en una frase cual es el plan del nuevo gobierno, respondo: acabar con la corrupción y con la impunidad”.

Carlos Slim, reconocido.
RECONOCIÓ A CARLOS SLIM Y A
LA CÚPULA EMPRESARIAL
Teniendo a sus espaldas una enorme manta en que se leía “Tercer Informe de Gobierno”, no obstante de ser el primero conforme al mandato constitucional, en el en el Patio de Honor del Palacio Nacional, ante unos 500 invitados entre los que se encontraban gobernadores de diversas entidades de la República, integrantes de su gabinete, del Poder Legislativo, representantes de la cúpula empresarial y dirigentes de organizaciones sociales, López Obrador reconoció la labor del presidente del Grupo Carso, ahí presente, Carlos Slim, Carlos Salazar, Antonio del Valle  y Manuel Bartlett Díaz, director de la Comisión Federal de Electricidad (CFE).
“La participación de la iniciativa privada en el desarrollo de México es necesaria y es una realidad” dijo al informar que la CFE llegó a un arreglo con las empresas nacionales y extranjeras que construyeron ductos para el transporte de gas.
A lo largo de su campaña, López había comprometido investigar los convenios realizados por el gobierno priista en la venta de empresas paraestatales. Ahora siendo presidente, simplemente celebró el arreglo con los empresarios.
“Luego de largas y pacientes negociaciones se logró reconocer los contratos suscritos por la pasada administración, pero se redujo la tarifa y se obtuvo un ahorro de cuatro mil 500 millones de dólares para la CFE”.
“Se logró, de esta manera, evitar los procesos legales que estaban por iniciar en tribunales internacionales. Las empresas aceptaron el principio de que el interés nacional debe estar por encima del particular, por legítimo que éste sea. Agradezco la colaboración de Carlos Slim, presidente de Grupo Carso, y la importante intermediación de Carlos Salazar y Antonio del Valle, representantes del Consejo Coordinador Empresarial y del Consejo Mexicano de Negocios”.
Además, destacó “la postura firme y al mismo tiempo propositiva”, dijo, de Manuel Bartlett, director general de la CFE.
GARANTIZADO ABASTO DE GAS EN
LOS PRÓXIMOS 20 AÑOS
Con este arreglo, añadió López Obrador, “queda garantizado para los próximos 20 años el abasto de gas, materia prima fundamental para la generación de energía eléctrica y para el desarrollo de México.
Mientras cientos de ciudadanos marchaban por la Avenida Reforma de la Ciudad de México demandando la separación de poderes, y acusando a López Obrador de mentir, incumplir promesas de campaña, ser autoritario, intolerante y vengativo con la crítica, en Palacio Nacional el Presidente resaltó que “por decisión explícita, el Poder Ejecutivo ya no interviene, como era costumbre, en las determinaciones del Poder Legislativo ni del Judicial”.

Marchan contra López Obrador.
QUE RESPETA LOS ÓRGANOS AUTÓNOMOS
El Ejecutivo, aseguró López, “respeta las atribuciones y jurisdicciones de las instancias estatales y municipales; no se entromete en las decisiones de órganos autónomos como la Fiscalía General de la República, el Banco de México, las autoridades electorales y la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, y se abstiene de interferir en la vida interna de sindicatos y partidos políticos”.
Además, añadió: “estamos transitando hacia una verdadera democracia, se acabará la vergonzosa tradición de fraudes electorales. Las elecciones serán limpias y libres y quien utilice recursos públicos o privados para comprar votos y traficar con la pobreza de la gente o el que destine el presupuesto para favorecer a candidatos o partidos, irá a la cárcel sin derecho a fianza”.
En ese contexto, el mandatario convocó al Poder Legislativo a eliminar “trabas legales” para que el Congreso apruebe la reforma constitucional y establecer el mecanismo de revocación de mandato, la consulta popular y la eliminación del fuero a los servidores públicos, empezando por el presidente de la República.
CASTIGO A LA AGRESIÓN DE MEXICANOS
EN EL PASO, TEXAS
En referencia al escenario de confrontación, riesgo y beligerancia, que enfrentan nuestros connacionales en los Estados Unidos, al haber sido víctimas de agresiones y tiroteos por parte de xenófobos y supremacistas blancos en ese país, López Obrador dijo que el Ejecutivo ofrece “cooperación y amistad y respeto para todos los países del mundo”.
Con Estados Unidos, “se ha procurado que la relación se conduzca con base en el respeto mutuo, la cooperación para el desarrollo y la solución negociada a problemas comunes”, sin embargo, “el gobierno federal defiende a los mexicanos en Estados Unidos con respeto a la soberanía del país vecino y con todos los instrumentos legales a su alcance”, dijo y subrayó: “Reiteramos las condolencias a los familiares de las víctimas del asesinato colectivo en El Paso, Texas, reiteramos nuestra condena a ese crimen de odio motivado por el racismo y la xenofobia y reiteramos la exigencia de que se aplique el más severo castigo al responsable de este abominable suceso”.
COMBATE A LA CORRUPCIÓN PARA
LA EQUIDAD ECONÓMICA
En la parte de su discurso dedicado a la economía, López Obrador aseguró que no tienen razón quienes critican la falta de crecimiento económico, pues el verdadero problema en México, más que el modelo de economía neoliberal, es la injusta distribución de la riqueza y, sostuvo, el combate a la corrupción es el antídoto para lograrlo.
“La esencia de nuestra propuesta económica consiste en convertir la honestidad y la austeridad en forma de vida y de gobierno. Es un hecho demostrable de que la crisis de México se originó por el fracaso del modelo económico neoliberal aplicado en los últimos 36 años y por el predominio en este periodo de la más inmunda corrupción pública y privada”, estableció.
CORRUPCIÓN Y DESHONESTIDAD,
CAUSAS DE LA DESIGUALDAD
“En otras palabras, como lo hemos reiterado durante años. Nada ha dañado más a México que la deshonestidad de los gobernantes y esa es la causa principal de la desigualdad económica y social, y de la inseguridad y de la violencia que padecemos. Por eso, si me piden que exprese en una frase cual es el plan del nuevo gobierno, respondo: acabar con la corrupción y con la impunidad”.
Sostuvo que en ese objetivo se ha avanzado mucho y puso como ejemplo el combate al robo de combustible.
QUE BAJÓ LA GASOLINA
A todo lo largo de su discurso, López Obrador repasó las mismas afirmaciones y propuestas realizadas durante su campaña política que según sostuvo fueron cumplidas, como la eliminación de los gastos del Estado Mayor Presidencial, de los altos salarios y privilegios a los expresidentes y a funcionarios públicos.
Además, lanzó afirmaciones francamente cuestionables, como la reducción del precio de las gasolinas, de la carestía, del desempleo y el mejoramiento de la calidad de vida de la sociedad mexicana.
Criticó “la obsesión tecnocrática de medirlo todo en función del simple crecimiento económico”.
A ese respecto, refirió que “nosotros consideramos que lo fundamental no es lo cuantitativo sino la distribución equitativa del ingreso y de la riqueza; el fin último es conseguir la felicidad de la gente; el crecimiento económico y los incrementos en   la productividad y la competitividad no tienen sentido como objetivos en sí mismos sino como medios para lograr un objetivo superior: el bienestar general de la población. Y preciso aún más: el bienestar material y el bienestar del alma”.
La nueva política productiva que estamos llevando a la práctica, consta de cuatro acciones fundamentales: fortalecer la economía popular, impulsar proyectos para el desarrollo regional, fomentar la participación de la iniciativa privada y promover la intensificación del comercio exterior y la captación de inversión extranjera.
 
 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal